Fisioterapia de calidad a tu alcance                                         Pida cita: 927 03 82 16 · 664 46 11 86

La cefalea o dolor de cabeza es uno de los motivos de consulta médica más frecuentes, con un gasto socioeconómico estimado en 14 billones de dólares por año. La posibilidad de que una persona padezca dolor de cabeza a lo largo de su vida oscila en torno al 96%, con una predominancia por el sexo femenino (1).

Existen diversos tipos de cefalea clasificados según la IHS (Internacional Headache Society, 2013), en primarias o secundarias. Las primarias son aquellas cuya causa no es del todo conocida, como la migraña, la cefalea tensional o la cefalea en racimo. Las secundarias se deben a otro problema patológico que genera sensibilización de las estructuras nociceptivas que pueden desencadenar una cefalea. Dentro de las secundaria encontraríamos la cefalea cervicogénica o de origen cervical, que supone un 15-20% del total de cefaleas crónicas, aunque puede que este dato se subestime, debido a que los criterios de la IHS no reflejan la realidad clínica y existe un componente cervical en cefaleas primarias diagnosticadas como migraña o cefalea tensional (2).

La base fisiopatológica de la cefalea de origen cervical es la convergencia trigémino-espinal. Las fibras aferentes de los tres primeros nervios cervicales (C1-C2 y C3) convergen a nivel central con las fibras aferentes del nervio trigémino (V1-V2 y V3) que recoge la sensibilidad de la cara y la cabeza (3)(4). Hoy sabemos que casi cualquier estructura anatómica a nivel cervical superior puede ser fuente de un dolor de cabeza (articulaciones facetarias C0-C1, C1-C2, C2-C3, disco intervertebral C2-C3, duramadre, músculos suboccipitales, arteria carótida). Por este motivo, una cefalea de origen cervical no tiene por qué ceñirse a los criterios de la IHS, y podría estar erróneamente diagnosticada como una migraña o cefalea tensional, por ejemplo. Una cefalea de origen cervical no es más que aquella cuyo origen está en el cuello, y esto incluye a algunas cefaleas diagnosticadas como primarias.

Para realizar el diagnóstico diferencial con otros tipos de cefalea existen dos herramientas fundamentales: una es el bloqueo diagnóstico de las estructuras cervicales o de su inervación y la consecuente eliminación del dolor de cabeza y otra es la FISIOTERAPIA.

Cualquier tipo de dolor de cabeza (excluidos aquellos relacionados con patología grave) es susceptible de recibir una valoración desde la fisioterapia.

El primer paso es identificar aquellos pacientes a los que a priori no vamos a poder evaluar desde la fisioterapia debido a que presentan algún o varios criterios de derivación médica (1):

  • Primer episodio de cefalea en paciente mayor de 65 años
  • Alteraciones del estado mental o papiledema
  • Dolor de cabeza de empeoramiento progresivo
  • Nuevo episodio de cefalea acompañado de comorbilidades como el VIH, cáncer o patología inmunológica
  • Signos de enfermedad sistémica (fiebre)
  • Empeoramiento con maniobras de Valsalva (toser, estornudar, ir al baño)
  • Dolor de cabeza en preparto o postparto

Si hemos excluido la presencia de alguna bandera roja o motivo de derivación médica, seguiremos recopilando información mediante la historia clínica que nos oriente hacia la planificación de la exploración física y el posible tratamiento.

Algunos datos de la exploración subjetiva que pueden orientarnos hacia un origen cervical son la presencia de dolor en el cuello, el inicio de la cefalea desde el cuello, la aparición de la cefalea con movimientos o mantenimiento de posturas con el cuello y el dolor unilateral que cambia de lado (5). Si bien es cierto que no encontrar estos hallazgos en la entrevista no excluye a la columna cervical como fuente de los síntomas. La exploración física cobra entonces una importancia vital para, reducir o eliminar la cefalea en el caso de que esté presente en el momento de la consulta o reproducirla para después reducirla o eliminarla en el caso de que no lo esté: solo así identificaremos aquellos pacientes que van a poder beneficiarse de la fisioterapia. Un estudio reciente evidencia que con presiones postero-anteriores mantenidas se pueden identificar a los pacientes con migraña con un componente cervical con una especificidad del 84% (6)

Dentro de la exploración física intentaremos generar medidas de referencia que nos sirvan para objetivar los resultados de nuestro tratamiento a nivel intra e inter-sesión: Síntomas, calidad y cantidad de movimiento durante los movimientos activos fisiológicos del cuello, hallazgos en el test de flexión-rotación (2). Además, intentaremos mediante diversas estrategias modificar los síntomas del paciente: efectos de la corrección postural, los deslizamientos apofisarios naturales sostenidos (SNAGs), los movimientos repetidos o los movimientos pasivos accesorios postero-anteriores (PAs) (7)(8)(2)(9)

Está claro que desde la fisioterapia disponemos de conocimientos y herramientas para explorar correctamente al paciente con cefalea y en caso de encontrar un componente cervical relevante, plantear un tratamiento con garantías basado en la terapia manual (10,11) y/o el ejercicio terapéutico de tipo aeróbico (12) o anaeróbico (13,14).

Si sufres dolor de cabeza, sea de la evolución que sea, ponte en manos de un fisioterapeuta para que al menos pueda valorarse tu caso desde otra perspectiva.

1.           Rizzoli P, Mullally WJ. Headache. Am J Med. 2018;131(1):17–24.

2.           Rubio-Ochoa J, Benítez-Martínez J, Lluch E, Santacruz-Zaragozá S, Gómez-Contreras P, Cook CE. Physical examination tests for screening and diagnosis of cervicogenic headache: A systematic review. Man Ther. 2016;21:35–40.

3.           Bogduk N. The neck and headaches. Neurol Clin. 2004;22(1):151–71.

4.           Varma A, Jain S, Majid A, De Felice M. Central and peripheral processes in headache. Curr Opin Support Palliat Care. 2018;12(2):142–7.

5.           Ther PDM. Clinical Evaluation of Cervicogenic Headache : 1999;16:73–80.

6.           Luedtke K, May A. Stratifying migraine patients based on dynamic pain provocation over the upper cervical spine. J Headache Pain [Internet]. 2017;18(1):97. Available from: http://thejournalofheadacheandpain.springeropen.com/articles/10.1186/s10194-017-0808-0

7.           Farmer PK, Snodgrass SJ, Buxton AJ, Rivett DA. An Investigation of Cervical Spinal Posture in Cervicogenic Headache. Phys Ther [Internet]. 2015;95(2):212–22. Available from: https://academic.oup.com/ptj/article-lookup/doi/10.2522/ptj.20140073

8.           Choi S-Y, Choi J-H. The effects of cervical traction, cranial rhythmic impulse, and Mckenzie exercise on headache and cervical muscle stiffness in episodic tension-type headache patients. J Phys Ther Sci [Internet]. 2016;28(3):837–43. Available from: https://www.jstage.jst.go.jp/article/jpts/28/3/28_jpts-2015-893/_article

9.           Hall T, Chan HT, Christensen L, Odenthal B, Wells C, Robinson K. Efficacy of a C1-C2 Self-sustained Natural Apophyseal Glide (SNAG) in the Management of Cervicogenic Headache. J Orthop Sport Phys Ther [Internet]. 2007;37(3):100–7. Available from: http://www.jospt.org/doi/10.2519/jospt.2007.2379

10.        Chaibi A, Russell MB. Manual therapies for cervicogenic headache: A systematic review. J Headache Pain. 2012;13(5):351–9.

11.        Watson DH, Drummond PD. Cervical referral of head pain in migraineurs: Effects on the nociceptive blink reflex. Headache. 2014;54(6):1035–45.

12.        Baillie LE, Gabriele JM, Penzien DB. A systematic review of behavioral headache interventions with an aerobic exercise component. Headache. 2014;54(1):40–53.

13.        Trial C. Therapeutic Exercise Training to Reduce Chronic Headache in Working Women : Design of a Randomized. 2018;96(5):631–40.

14.       Gil-Martínez A, Kindelan-Calvo P, Agudo-Carmona D, Muñoz-Plata R, López-de-Uralde-Villanueva I, La Touche R. Therapeutic exercise as treatment for migraine and tension-type headaches: a systematic review of randomised clinical trials. Rev Neurol 2013;57 (10):433-443

Iván de la Calle. Fisioterapeuta colegiado nº 911

Especializado en fisioterapia neuromusculoesquelética.

Especial interés en el manejo de los problemas de columna

 

Publicado en BLOG
Lunes, 25 Septiembre 2017 07:49

MAREOS; ¿ORIGEN CERVICAL O NO?

El mareo podría ser definido como una sensación de pérdida de estabilidad, equilibrio u orientación en el espacio. Es un síntoma asociado a problemas del sistema musculoesquelético, cardiovascular, metabólico, neurológico o vestibular, siendo así mucho más complicado determinar su origen (Wrisley, 2000)

Para tener una buen orientación en el espacio y estabilidad, es necesario que el sistema ocular (ojos), sistema vestibular (oído interno) y el sistema musculoesquelético cervical (cuello) funcionen correctamente, y la información proveniente de estas tres áreas sea debidamente procesada en el Sistema Nervioso Central (SNC) (Kristjansson, 2009)

El mareo de origen cervical se diferencia del vértigo de origen vestibular sobre todo por su intensidad: el mareo cervical es una sensación vaga de inestabilidad. Además, tiene las siguientes características (Wrisley, 2000):

  • Se agrava por movimientos con el cuello y la cabeza
  • Se asocia a dolor de cuello. Si el dolor es mayor el mareo también suele serlo
  • Se asocia a visión borrosa y/o náuseas, pero no vómitos
  • Se alivia con tratamiento a nivel del cuello, tanto la intensidad como la frecuencia

Se presenta con más frecuencia en personas que han tenido un esguince o latigazo cervical, pero no es necesario haber tenido un antecedente traumático para padecerlo.

Desde la fisioterapia usamos pruebas para valorar la implicación de los sistemas ocular, vestibular, postural y propioceptivo cervical; así mismo, pautamos un tratamiento que consiste en una combinación de terapia manual y ejercicio terapéutico, que suele disminuir o eliminar este síntoma (Sterling, 2008; Reid, 2005-2012; Della Casa, 2014)

En resumen, es importante hacer un buen diagnóstico diferencial con otros sistemas que puedan estar relacionados con el mareo pero, el de origen cervical es de intensidad baja, se asocia a dolor de cuello, aparece con movimientos del cuello y mejora con tratamiento a nivel del cuello.

 

P.D: Si eres fisioterapeuta te recomendamos que leas las entradas sobre el mismo tema de nuestro compañero Jesús Rubio: 
 

 

REFERENCIAS:

-          Wrisley DM, Sparto PJ, Whitney SL, Furman JM. Cervicogenic dizziness: a review of diagnosis and treatment. J Orthop Sports Phys Ther. 2000;30(12):755-66

-          Kristjansson E, Treleaven J. Sensorimotor function and dizziness in neck pain: implications for assessment and management. J Orthop Sports Phys Ther. 2009 May;39(5):364-77. doi: 10.2519/jospt.2009.2834. Review. PubMed PMID: 19411769.

-          Reid, S., & Rivett, D. (2005). Manual therapy treatment of cervicogenic dizziness: a systematic review. Manual therapy, 10(1), 4-13

-          Reid, S., Rivett, D., Katekar, M., & Callister, R. (2012). Efficacy of manual therapy treatments for people with cervicogenic dizziness and pain: protocol of a randomised controlled trial. BMC musculoskeletal disorders, 13, 201-209.

-          Sterling, M., Falla, D., Jull, G., Treleaven, J., & O'Leary, S. (2008). Whiplash, headache, and neck pain: research-­based directions for physical therapies: Elsevier Health Sciences.

-          Della Casa E, Helbling JL, Meichtry A, Luomajoki H. Head-Eye movement control tests in patients with chronic neck pain; Inter-observer reliability and discriminative validity. BMC Musculoskeletal Disorders 2014;15:16

Publicado en BLOG

Estamos en:

PLASENCIA

Avenida Calvo Sotelo, 27 · 10600 Plasencia (Cáceres) · TELF. 927 03 82 16

 

 

VALLE DEL JERTE (Casas del Castañar)

Avd. de los Fundadores, 15 · 10616 Casas del Castañar (Caceres)  · TELF. 664 46 11 86

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver Politica